24 de mayo de 2009

Quizás...

Si como un camino solitario fuiste,
si lo que más quieres te deja y se va,
si no te comprenden; no te pongas triste
y espera: la vida ya te vengará...

Ella, con el tiempo, se torna perversa.
Tiene algo de otoño, su fina crueldad.
Es lluvia que frescos racimos, dispersa.
Parece un castigo, su serenidad.

Tal vez, a engañarte, la esperanza vuelva;
Pero ya tan débil, no te encontrará:
Como fortalece la racha a la selva,
Tu dolor pasado te defenderá...

Sé que te deprime tu existencia fútil;
Que amor al cielo te hace tropezar,
Y que consideras tu bondad inútil,
Como una semilla que está bajo el mar.

No te desalientes. Vive como el cirio
Que en la iglesia sola, su entusiasmo da;
Perfuma al pantano lo mismo que el lirio;
Y haber sido noble, te consolará.

Puede ser...¿quién sabe por qué el ramo dura,
cuando le salpican un poco de sal?
Quizá la belleza no es sino ternura
que sufre y sonrie para no hacer mal!...

Y como el destino se enamora a veces;
si ve tus pesares, ha de amarte más;
Y obtendrás la dicha que tanto mereces
¿Por qué no?... Quién sabe!...Puede ser...Quizás...

Pedro Miguel Obligado

No hay comentarios:

Publicar un comentario